Cada vez más, las organizaciones se están preparando y han comenzado a implementar, al menos una vez a la semana, el teletrabajo o homeoffice entre sus empleados. Los beneficios de esta modalidad son indiscutibles.

Se espera que para 2025 alrededor del 70% de la fuerza laboral del mundo esté representada por la llamada generación millennial , jóvenes que vienen a revolucionar la forma de trabajar y que se caracterizan principalmente por estar hiperconectados y mostrarse a favor de la flexibilidad horaria.

Ante este escenario y el avance de la tecnología, son cada vez más las organizaciones que se están preparando y han comenzado a implementar, al menos una vez a la semana, el teletrabajo o homeoffice entre sus empleados.

Así lo afirma Benjamín Toselli, presidente ejecutivo de la consultora IT Hunter, quien reconoce que aun cuando el teletrabajo no se puede aplicar a todos los rubros de la economía, será en el futuro una práctica común gracias a los beneficios que entrega a los colaboradores.

“Si bien existen muchas compañías en Chile que permiten a sus colaboradores trabajar uno o más días desde su hogar, en especial multinacionales y aquellas compañías ligadas al ámbito tecnológico, es bueno que el resto de las organizaciones vea en esto una buena oportunidad para, por ejemplo, atraer a sus filas a los futuros talentos”, destaca el ejecutivo.

Grandes beneficios

Benjamín Toselli llama a quienes lideran las empresas y áreas de Recursos Humanos a considerar esta realidad y mirar los aspectos positivos que el trabajo remoto genera en las personas.

El primero, dice, es el ahorro de tiempo y también de dinero al no tener que trasladarse al lugar de trabajo. Esto, a la vez, mejora la calidad de vida, ya que disminuye los largos tiempos perdidos en la locomoción pública o atochamientos vehiculares y el estrés que ello genera al inicio y al término de la jornada.

Por otro lado, el experto de IT Hunter asegura que los trabajadores que pueden hacer uso del teletrabajo están más comprometidos y motivados con su trabajo, lo que se traduce en niveles más altos de satisfacción laboral.

Aclarar metas

Contar con un horario flexible también permite que los padres y madres que trabajan puedan compatibilizar mejor el quehacer laboral con la crianza de sus hijos, beneficio que es altamente valorado por los colaboradores.

Sin embargo, Benjamín Toselli advierte de la importancia de dejar clara las metas que debe cumplir el trabajador para que el homeoffice sea una herramienta realmente productiva.

“Una de las claves para que el teletrabajo logre buenos resultados pasa porque se implemente en base a metas o parámetros cuantificables. En la medida que el empleado tenga claridad sobre los objetivos que debe cumplir ese día, dicho sistema podrá funcionar de manera eficiente, mejorando con ello su productividad”, afirma.

El fortalecimiento de la imagen corporativa es otro de los aspectos favorables al implementar la modalidad del trabajo en casa. Para el experto, una organización que entregue esta posibilidad a sus empleados tendrá una reputación positiva en el mercado porque el ambiente de trabajo mejorará. De esta forma, es la marca empleadora la que también se ve beneficiada.

Fuente: El Mercurio