Los datos están ahí, creciendo de manera desmedida y se necesita de manera urgente personas que sepan analizar y sacarle provecho al Big Data. Para eso existen los científicos de datos o “data scientist”, una profesión cada vez más demandada en el mundo de los negocios.

De hecho, la revista Harvard Bussines Review calificó al científico de datos como “la profesión más sexy del siglo XXI” porque apunta a convertirse en el cargo más demandado por las empresas. Por su parte, IDC estima que en los próximos 10 años el 90% del mercado laboral deberá contar al menos con un nivel básico de conocimiento de tecnología y en ese contexto el científico de datos será uno de los cargos más demandados al interior de las empresas.

Los llamados “científicos de datos” están despertando un interés en las empresas del mundo, por las implicancias que el análisis de datos representa para el desarrollo económico y ciudadano de los países, se centra en un profesional dedicado a analizar e interpretar grandes bases de datos con el fin de diseñar una estrategia de inteligencia de negocios e identificar oportunidades.

“Creemos que los jóvenes deben explorar aquellas especialidades donde se analicen datos históricos para obtener tendencias y comportamientos predictivos. Específicamente, profesiones ligadas a las matemáticas, ciencias de la computación, probabilidades y estadísticas. O, dicho de otro modo, transformarse en un científico de datos”, dice Marcelo Sukni, gerente general de SAS Chile y Perú.

Roberto Aichele, senior associate de la consultora IT Hunter, explica que un Data Scientist es como un “científico” que toma distintos elementos, investiga y descubre una fórmula. En sí, es un experto analítico, matemático, investigador por naturaleza, que gusta de las estadísticas y del desafío de resolver problemas complejos de distintas áreas como, por ejemplo, finanzas, ciencias, marketing, comercial e industrial.

“Asimismo, se apoya de herramientas de software de última generación para extraer datos y convertirlos en información valiosa, creando de esta manera significado, visibilidad y valor sobre un conjunto de datos”, explica.

Se requieren más

Actualmente la demanda del perfil de científico de datos ya sobrepasa la oferta.

“Hoy en día, es poco común encontrar a estos científicos de datos. Existen perfiles que pueden tener un conocimiento profundo en diversas técnicas matemáticas pero muy pocas habilidades para comunicar estas ideas en audiencias no técnicas, y viceversa. Este tipo de profesionales serán clave para descubrir y ejecutar análisis de grandes datos en beneficio de las empresas”, dice Marcelo Sukni, de SAS.

Un análisis realizado por LinkedIn muestra que durante el 2014 y 2015 las habilidades más buscadas fueron análisis estadístico y minería de datos, o por su nombre en inglés statistical analysis y data mining. Para llegar a esta conclusión, se evaluaron las habilidades y experiencias mostradas en los perfiles de más 330 millones de miembros de la red junto con los intereses de reclutadores.

Las carreras relacionadas con la estadística, informática y ciencias matemáticas han mostrado un crecimiento sostenido en los últimos años. De hecho, según el portal MiFuturo.cl las profesiones ligadas a Tecnología y Salud son las de mayor empleabilidad con cerca de un 90%. Por otro lado, consultoras internacionales especializadas como Gartner, afirman que solo en 2015 se generaron más de 4,4 millones de puestos de trabajo en todo el mundo vinculados con Big Data.

Roberto Aichele explica que factores como el crecimiento, competencia, comunicaciones, tecnología y vanguardia de las empresas influyen en la demanda de este tipo de profesionales, necesarios para poder llegar oportunamente con productos al cliente final. “Por ejemplo, cuando buscamos música se va creando una relación de “gustos del usuario”. Esto significa que alguien está conociendo nuestros gustos para, posteriormente, ofrecernos una lista de música de nuestro agrado. Ese es una Data Scientist y lo mismo ocurre en distintos rubros, tales como bancos, retail e industrias, entre otros”, comenta.

Y dice que en Chile el requerimiento ha ido creciendo paulatinamente entre el 2008 y el 2016. Las empresas han ido tomando conciencia de la importancia de analizar datos de sus clientes para extraer información de valor con el fin de ser competitivas y estar a la vanguardia, lo cual ha incrementado en un 50% la demanda por este experto, pero aún falta mucho.

“Empresas del rubro retail, bancos, tecnológicas, turismo y seguros, entre otras, requieren de estos científicos de datos, ofreciendo sueldos que van desde los 2,5 millones de pesos a los 4,5 millones de pesos, dependiendo de la industria y la experticia del profesional”, añade el experto de IT Hunter.

¿ANALISTA O CIENTÍFICO?

Además del Data Scientist, existe otro profesional también en alza, que es el Data Analyst.

¿Cuál es la diferencia? Una buena descripción y fácil de entender sería que una Analista de Datos realiza una serie de funciones para revisar datos y describir el pasado de estos datos, mientras que una Científico de Datos realiza funciones de manipulación de los datos y creación de modelos para mejorar el futuro, pero ambos trabajan de la mano para el mejor resultado. “Otra diferencia, no menos importante, es que el Data Scientist gana el doble de salario que el Data Analyst”, dice Roberto Aichele.