El aumento de quienes han obtenido el grado de doctor ha generado que las distintas instituciones de educación superior amplíen la cantidad de programas disponibles.

La segunda Encuesta Trayectoria de Profesionales con grado de doctor (CDH), dada a conocer en 2015, estableció que en el país existían -al 1 de diciembre de 2014- 18.725 doctores, de los cuales 10.592 residían en Chile.

Una cifra que representa un aumento de más del 500% en relación con los 1.500 profesionales que existían en 1990. Alza sostenida que viene de la mano de una cada vez más variada oferta académica.

“En los últimos años han crecido más que nunca tanto la demanda como la oferta de doctorados en Chile y el extranjero. De esta manera, podemos encontrar una gran variedad de doctorados, categorizados por el área de conocimiento y disciplina”, comentó Alvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com.

De hecho, según datos del portal mifuturo.cl, este año las universidades chilenas ofrecieron un total de 266 programas de doctorados, y las Universidades de Chile y Católica, con 37 cada una tienen la mayor oferta.

Esta variedad se condice con la importancia que se ha dado a este grado académico para mejorar la empleabilidad, proyección e incluso buscar oportunidades fuera de Chile.

Según explica Roberto Aichele, senior associate de IT Hunter, las áreas que despiertan mayor interés son las Ciencias Naturales, Biológicas y Químicas, seguidas por Ciencias Sociales, donde la Economía y Ciencias de la Educación (investigadores) son las más requeridas. Luego las Ingenierías y Tecnologías.

De hecho, mifuturo.cl destaca que los 79 programas existentes en Ciencias Básicas la convierten en el área con mayor oferta, seguida por Tecnología (52); el podio lo cierra Ciencias Sociales con 40 programas.

Este incremento en el numero de programas y universidades que los imparten está avalado también por el prestigio que tiene la Academia Nacional a nivel latinoamericano, lo que ha derivado en que cada vez sean más los estudiantes extranjeros que vienen a cursar un doctorado.

“El nivel de los doctorados y las universidades chilenas es buenísimo. Conozco el tema porque soy miembro de la CNA. Estoy en el comité de Ciencias Sociales, pertenezco al equipo que evalúa los programas de Magíster y Doctorados de Chile. El sistema de acreditación es muy riguroso, muy serio, y eso tira para arriba la calidad de los postgrados en el país”, comenta Pablo Lacoste, profesor argentino de la Universidad de Santiago, donde realizo el Doctorado en Estudios Latinoamericanos.

En este sentido, Vargas comenta que “las universidades chilenas están bien posicionadas en el continente. No obstante, hay países como México, Brasil y Argentina que nos pueden sacar cierta ventaja. A nivel de doctorados, me atrevería a afirmar que Chile cuenta con el prestigio suficiente para seguir acá este tipo de estudios en determinadas áreas”.

Cómo elegir.

La amplia oferta académica para alcanzar el grado de doctorado obliga a los estudiantes a elegir muy bien donde lo obtendrán.

“Algunos consejos básicos tienen que ver con chequear que la institución donde deseas estudiar este acreditada, sobretodo si se trata de un doctorado; considerar el aporte de las clases presenciales, ya que permiten generar redes de contacto que pueden ser útiles en el futuro. Ello no le resta mérito a lo virtual, pero en mi experiencia debe ser siempre un complemento”, asegura Cristian Antoine, director de postgrado e investigación de la Universidad del Pacífico.

Para el docente, revisar el enfoque que tiene el programa que desea cursar; averiguar que académicos integran el cuerpo docente que dictará el doctorado, donde es importante que sean reconocidos en el área de estudio, son otros factores a considerar.

“La duración del programa académico también es relevante. Es importante revisar el tiempo que toma estudiar un Master, un post título o un doctorado para poder compatibilizar el estudio con la situación personal o familiar. Hay que cuidar el frente interno”, complementa.

Costos

Aún cuando la obtención del grado de doctor podría conllevar una mejora económica importante para quien lo logre, lo cierto es que cursarlo requiere una inversión importante.

“Los estudios de doctorado tienen costos elevados, sobretodo cuando se deben realizar en el extranjero. Ello dependerá de factores como el país donde se realice, la universidad, especialidad, etc. Es por lo anterior que existen entidades públicas y privadas que, a través de becas, ayudan a financiar este tipo de estudios”, explica Aichele.

De hecho, según datos de la Encuesta Trayectoria de Profesionales con Grado de Doctor residentes en Chile, el mayor porcentaje de doctores financió su especialización mediante una beca o subsidio del estado (45%), seguido por aquellos que han financiado sus estudios a través de una beca o subsidio del país de destino (12,7%).

“Como la decisión de estudiar una especialización es difícil y conlleva un gasto económico importante; se debe tener claridad sobre las metas y objetivos, tiempo, disposición y recursos monetarios. Si no se tiene el dinero para un postgrado, optar por un financiamiento puede ser una opción”, comenta el docente de la Universidad del Pacífico.

Fuente: La Segunda