Para quienes tengan la intención de cambiar de trabajo- ya sea porque buscan una mayor proyección profesional, mejorar sus ingresos o simplemente porque están aburridos del empleo actual- la firma cazatalentos IT Hunter entregó una serie de recomendaciones con miras a lograr resultados positivos en dicho desafío.

“Un aspecto fundamental para encontrar el empleo soñado consiste en entender que ello es consecuencia de una suma de factores, además de la trayectoria, experiencia, habilidades y formación que tenga la persona”, afirma Roberto Aichele, senior associate de esta empresa de hunting.

En tal sentido, el profesional menciona que la proactividad, o control que tiene un individuo sobre su conducta, puede jugar un papel determinante para alcanzar ese objetivo.

“En términos prácticos, ser proactivo implica tener la iniciativa necesaria para lograr las metas que se fijan. No basta que un individuo se quede con la intención de cambiarse de trabajo, esperando que lo llamen o toquen su puerta. Se requiere estar dispuesto a la acción y a dar los pasos necesarios para aquello”, afirma Aichele.

El experto menciona que, para elevar ese nivel de proactividad en la búsqueda de empleo, la persona debe ampliar sus redes de contacto, aplicar marketing personal, aprovechar las ventajas y beneficios que ofrece Internet y tener una actitud positiva.

1. Redes de Contacto: Para potenciarlas en el tiempo, el individuo debe tener la capacidad de relacionarse con el resto de las personas, aprender de ellas, ser empático, saber escuchar, mantenerse en contacto con los compañeros de colegio y universidad, estrechar vínculos con clientes y proveedores y participar en instancias sociales ajenas al mundo laboral como, por ejemplo, organizaciones deportivas, sociales o culturales. “Construir una red de contactos adecuada puede ayudar, en gran medida, a que un individuo acceda a un mejor trabajo. No obstante, armar esa red no es una tarea que se haga de la noche a la mañana, sino que a lo largo de los años, siendo esencial la actitud y disposición que tenga la persona”.

2. Marketing Personal: Esto implica entender que cada uno de nosotros es un “producto” y, en tal sentido, debemos “promocionarnos” como profesionales o técnicos permanentemente. Para ello es fundamental saber primero quiénes somos, cuáles son nuestras fortalezas y debilidades, qué nos gusta y disgusta, en qué trabajo nos sentiríamos más cómodos y cómo nos proyectamos en el tiempo, entre otros elementos. “Nuestro nivel de empleabilidad dependerá, en buena medida, de cuánto nos conozcamos realmente, pues eso será lo que proyectemos en cada momento. Asimismo, es clave que ello quede claramente expuesto en el Currículum (esta es una ventana de oportunidades, en 50 segundos debe encantar al que lo lee),  debe ser lo más claro y conciso, tiene que exponer las fortalezas, logros y perfil del individuo así como su trayectoria profesional y laboral, a partir de lo más reciente. Asimismo, es recomendable incluir un resumen y objetivo de lo que se desea alcanzar como meta laboral”.

3. Aprovechar Internet: Esta herramienta ofrece innumerables ventajas y beneficios que si se usan, adecuadamente, pueden jugar a favor de un trabajador. Por ejemplo, Google cuenta con la opción de Crear Alertas de Noticias, la cual se puede configurar empleando distintos parámetros de búsqueda para recibir por mail información relacionada con el ámbito laboral y profesional. “Además, la persona puede empezar a ingresar sus antecedentes profesionales a portales especializados u otros que son más generales, como una forma que su CV esté en el lugar indicado en caso que aparezca una oportunidad laboral”. Asimismo, mediante Internet un sujeto puede acceder a los sitios web de aquellas empresas que le resulten atractivas para trabajar en el futuro y en función a la información que aparezca en ellos construir una base de datos con los contactos a los cuales debiera enviar su currículum.

4. Mantener una actitud positiva: Ser positivos, alegres y mantener la confianza en la experiencia, capacidades técnica y humanas, es una buena herramienta para competir y lograr el éxito.

Fuentes: