Frente a los momentos de crisis, los expertos dicen que es fundamental hacer un esfuerzo por mantenerse optimistas en este proceso, el rol de las jefaturas es fundamental.

Muchas personas están viviendo un período de incertidumbre laboral, dado el escenario económico. Sin embargo, los expertos llaman a no caer en una espiral negativa o de pesimismo.

Benjamín Toselli, presidente ejecutivo de IT Hunter, dice que los ambientes de incertidumbre inciden negativamente en la productividad, ya que en ellos todo gira en torno a las especulaciones. “Las conversaciones inevitablemente se enfocan en qué sucederá, todo se ve difuso y poco claro, y es muy probable que gran porcentaje del día laboral se dedique a prestar atención a las especulaciones negativas”, explica.

El ejecutivo dice que una actitud positiva, en cambio, genera todo lo contrario, pues la productividad aumenta en forma significativa. Lo importante es que el trabajador haga el esfuerzo de ver siempre el lado positivo, pues lo anterior ayuda a generar movimiento y facilita el aprendizaje.

“En estos momentos. lo mejor es ser solidarios, humildes, cultivar buenas amistades, saber escuchar y ser asertivos”.

EL ROL DE LOS JEFES

En este sentido, el rol de las jefaturas es clave para pasar la “tormenta”.

“Es en esos momentos donde se ven los verdaderos líderes”, dice Toselli. Y añade que un buen jefe debe saber dirigir en tiempos difíciles a su equipo y destinar sus energías para que su equipo trabaje en forma positiva y armoniosa. “El buen jefe es fundamental para combatir los rumores que distraen y generan incertidumbre”.

También es clave el rol de los jefes para enfrentar las cargas de trabajo y estrés que se producen bajo estas situaciones.

“El alargar más la jornada de trabajo, por ejemplo, producirá más presión sobre las personas. Sin embargo, una buena planificación, reestructuración de tareas, aplicación de métodos más efectivos, distribución de carga de trabajo e incluso delegar funciones a personas con mayores capacidades y dedicación en la jornada laboral, son factores de éxito en estos casos. Asimismo, no hay que dejar de lado la buena convivencia y la armonía”, dice.

TODO PASA

Benjamín Toselli dice que todos sabemos que existen circunstancias que no podemos manejar como, por ejemplo, el valor del dólar, la caída del cobre, la baja en las exportaciones. “¿Qué hacer entonces? Se debe pensar que todo pasa, que son ciclos”, dice. “De hecho, la economía se mueve por expectativas, si siempre pensáramos positivamente, quizás tendríamos una economía y una vida diferentes”, asegura el ejecutivo.

Fuentes:

El Mercurio