Si las ventas en línea ya venían al alza, la contingencia tiene a miles de chilenos comprando desde casa. La cadena de suministro parte por los informáticos, pero suma muchas otras áreas.

En 2019 las ventas del comercio electrónico superaron los US$ 6 mil millones en Chile, según la Cámara de Comercio de Santiago, un alza de 25% respecto al año previo. Esta curva ascendente le ha dado vuelo a una serie de profesiones y oficios que van mucho más allá de la tecnología pura.

Benjamín Toselli es director de la Asociación de Chilena de Tecnologías de Información (ACTI) y socio-director de la consultora IT-Hunter, enfocada en el reclutamiento de expertos en tecnologías de la información. Desde su experiencia, dice que las carreras con más demanda por el e-commerce son Ingeniería Civil Informática, Ingeniería Civil Industrial, Ingeniería Comercial y Diseño. Los cargos más demandados por esta área, en tanto, son gerentes de e-commerce TI y gerentes de Arquitectura Empresarial, que impulsan y supervisan la dinámica completa del negocio.

Igual de importantes se han vuelto los especialistas en ciberseguridad, aspecto clave para las plataformas de pago. “También están quienes se dedican al BI (Business Intelligence), donde se encuentran los responsables de machine learning, cuya labor es rescatar y analizar el comportamiento de los consumidores: qué tipo de compras realizan, qué compran, cuánto, a qué hora, con qué frecuencia, sus búsquedas, en fin. Y con esos datos, deben visualizar qué ofrecerles a los clientes para hacer más completa y grata su experiencia de compra”, resume Toselli.

Hoy el mundo es online

Marcelo Acosta, gerente de Operaciones de la plataforma Pago Fácil, opina que para cimentar este nuevo modelo de negocios -que está recibiendo el inesperado impulso global de la contingencia- se requieren cambios del sistema educativo. Hoy es clave favorecer, dice, el desarrollo de capacidades que fomenten el pensamiento crítico, la creatividad, la capacidad de resolver problemas complejos y de manejarse en ámbitos interdisciplinarios. Lo ilustra con los científicos que están a la vanguardia en la lucha contra el COVID-19: “No solamente son expertos en un campo determinado como la biología o la medicina, sino que también son expertos en Big Data”.

En ese sentido, destaca el rol clave que hoy juegan los Data Scientists (científicos de datos): no se trata sólo de programadores, aclara, sino que también necesitan de una base sólida de conocimientos matemáticos y el dominio de la comunicación para poder transmitir sus hallazgos.

Benjamín Toselli, de ACTI, añade a esa lista de especialistas claves para el e-commerce a todos los profesionales vinculados al desarrollo de aplicaciones. “Aquí nos encontramos con toda la Metodología Agiles, donde están los serum master, los product ow-ner, los developer from end y los de-veloper end back, que son los desarrolladores de lo que la gente ve y de las estructuras que estás ocultas, respectivamente”, detalla.

Toselli también valora a un oficio clave para la experiencia de compra: el shopper, es decir, la persona que lleva el pedido hasta la dirección acordada. “Hoy se ven las calles repletas de chicos en bicicleta, moto o automóvil. Ellos van a los restaurantes, supermercados, cadenas de comida rápida, compran y llevan. Hace un par de años, ni se pensaba en un mecanismo como éste”, cierra.

Fuente: LUN