Capacitación y Coaching: conocimientos y herramientas para marcar la diferencia en el mundo laboral.

Los trabajadores chilenos se han dado cuenta de que contar con capacitaciones, especializaciones o habilidades “blandas”, como las que entregan los programas de coaching, se ha transformado en un camino para diferenciarse y tener mejores oportunidades en el desarrollo profesional.


Hace pocas semanas, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer la cifra de desempleo en el país para el trimestre móvil enero-marzo de 2016, que registró un alza de 0,4 % respecto del período anterior, llegando a 6,3 %. Estos números solo ponen presión a un ya complejo mercado laboral, que cada día se hace más competitivo y en el cual tener un título profesional ya no parece ser un elemento diferenciador.


Un reciente estudio realizado por Trabajando.com, mostró que en promedio un aviso de empleo recibe en Chile 85 postulaciones y en muchos casos, sólo uno de ellos es el seleccionado.


Para lograr ser este afortunado, Roberto Aichele, senior associate de la consultora IT-Hunter, propone que la búsqueda o cambio de trabajo sea considerada como una “decisión estratégica”, por lo que se deben cubrir todas las fases que un proceso de esta envergadura requiere. En esta etapa las capacitaciones y/o coaching sirven a los postulantes para aumentar el éxito en su búsqueda.


Karina Pérez, directora de la empresa especializada en reclutamiento Robert Half Chile, explica que el mercado laboral requiere cada vez más que los postulantes cuenten con “habilidades que puedan ser diferenciadoras”.


En términos similares, el gerente general de Trabajando.com, Alvaro Vargas, señala que los “reclutadores reciben cientos de curriculums para una misma oferta de empleo. En ese sentido, quien tenga más herramientas que aporten valor al cargo al que se postula, será el elegido para avanzar a la siguiente etapa. Ahí es donde las capacitaciones adquieren gran protagonismo”.


PREOCUPACIÓN

Como muestra, una encuesta realizada por Trabajando.com señala que el 44% de los chilenos está evaluando actualmente realizar alguna capacitación o especialización, 24% ya lo hizo, 13% está estudiando actualmente y sólo a 2% no le interesa este tema.


“Esto deja de manifiesto que la tendencia es clara, los chilenos saben que si quieren marcar la diferencia y tener mejores oportunidades y desarrollo de carrera deben sumar valor a su curriculum, y los estudios de postgrado, especializaciones, diplomados o capacitaciones, son una excelente alternativa”, afirma Vargas.


Pero en la actualidad ya no es suficiente manejar sólo conocimientos técnicos o tener herramientas como los idiomas si se tienen grandes aspiraciones laborales. Las llamadas “habilidades blandas” se están convirtiendo en el gran diferenciador para quienes deseen tener una carrera ascendente en una organización.


Karina Pérez precisa que “los chilenos son profesionales preocupados por mantenerse actualizados y por eso es común ver mucha gente haciendo estudios de postgrado durante su carrera”.


Y añade “el coaching per se también ha tenido una fuerte penetración en el mercado local. Puede ser una buena herramienta para saber cuales son las áreas en las que se debe mejorar y como hacerlo”.


Sin embargo, Roberto Aichele advierte que, aunque poco a poco ha ido creciendo esta tendencia, “aún estamos lejos de que sea masiva”.


Según el especialista de IT-Hunter, esto se debe a que existe poca oferta de procesos de capacitación y sobre todo coaching. “Los costos de estos cursos no están todavía al alcance de un profesional que inicia su vida laboral”, por lo que más bien están dirigidos a quienes ya tienen una trayectoria en el mundo del trabajo.


Para Aichele “también falta cierta conciencia en los propios profesionales cuando deben enfrentarse a una búsqueda de trabajo, pues recién se dan cuenta de sus falencias cuando van a una entrevista”.


OPCIONES

Qué piensan las empresas sobre las capacitaciones y el coaching en Chile. Aichele explica que, teniendo en cuenta que las compañías actuales son dinámicas, más ahora que existe la competencia inmediata, globalización, cambios organizacionales, funcionales, económicos y financieros, “las instituciones tanto privadas como del Estado, buscan estos aspectos en los individuos que contratan”.


De ahí que las instituciones también están mostrando – a su juicio – más interés en capacitar y desarrollar talleres de coaching, por ejemplo, en cargos directivos, mandos medios y profesionales clave.


La directora de Robert Half en Chile matiza, al señalar que las empresas nacionales aún prefieren los conocimientos concretos a la hora de contratar, mientras que las organizaciones extranjeras parecen estar haciendo la diferencia.


En forma interna, las compañías multinacionales están considerando hacer programas de coaching para sus ejecutivos o líderes de equipo: “Así se trabajan áreas concretas que se necesiten desarrollar dentro de la organización”.


El senior associate de IT Hunter, en tanto, explica que la importancia que se les otorga en Chile a estas materias es “proporcional al tamaño de las empresas. Hoy existe más conciencia y se valoran las habilidades, capacitación y conocimientos ‘extra carrera’ de los profesionales en el momento de contratarlos”.


A renglón seguido, añade que “las exigencias en estos casos están siendo cada vez más altas y también mejor remuneradas”.


Pero sean empresas extranjeras o nacionales, grandes o pequeñas, lo cierto es que estas capacitaciones son formas de potenciar y retener a sus talentos, como añade el gerente general de Trabajando.com, para quien “entregar capacitaciones a los colaboradores es un verdadero ‘win-win’, pues genera mayor compromiso y motivación en las personas, y a las compañías les permite contar con profesionales con más conocimientos y herramientas para enfrentar las tareas diarias, así como también más productivos”.


Fuente:

LaSegunda