Casi la mitad de quienes se recolocaron en el último año lo hizo por menor sueldo o cargo


Remuneraciones caen, en promedio, 34% en los nuevos puestos.

El escenario laboral se prevé complicado para lo que queda de año. El economista y presidente de la Comisión Nacional de Productividad, Joseph Ramos, no es optimista al respecto: “Se estima un crecimiento de solo 1,5% o 1,7% del PIB de aquí a diciembre, y lamentablemente, el principal determinante para las plazas de trabajo es el aumento de la producción”.


Sin embargo, esa sensación parece no haberse transmitido aún a los profesionales. De quienes están desempleados, el 54% piensa que se recolocará en menos de tres meses y un 26% cree que, incluso, lo hará en menos de 30 días, según una encuesta de PwC a 1.909 personas, de las cuales, el 27% se encuentra en dicha condición.


Raúl Berríos, psicólogo laboral y académico de la Facultad de Administración y Negocios de la Usach, señala que estos resultados dan cuenta de una condición propia del ser humano: “En temas de empleabilidad hay un sesgo sobre optimista, en general. Cuando una persona evalúa qué tan buen candidato es respecto de los otros, tiende a pensar que es el mejor. Por lo mismo, no es nada de raro que la gente crea que demorará menos de lo que finalmente tarda”.


Para María Eugenia López, gerenta del Centro de Estudios de PwC, la situación es preocupante: “El pensar que la reinserción laboral debiera ser temprana, es no tomarle el peso a la situación política y económica del país. Los candidatos miran su propia realidad, pero también hay que evaluar el entorno y darse cuenta de que hay mucha gente buscando empleo”.


De las personas desocupadas, el 50% renunció y en su mayoría lo hizo por buscar mejores oportunidades (49%), por continuar estudios en el extranjero (14%) o por desmotivación (10%). Según la experiencia de José Fernández, socio de Stratos Executive Search, quienes se van de forma voluntaria generalmente lo hacen para hacer emprendimientos propios. “A gran parte de ellos no les va bien y empiezan a buscar trabajo, pero hoy en día estas personas han disminuido y en la actualidad nadie está arriesgando mucho”, señala.

Más que emprendimientos, el también académico de la Universidad de Chile Joseph Ramos advierte que han aumentado mucho los trabajos por cuenta propia: “El emprendimiento sube cuando se abren oportunidades y este no es el mejor momento, lo que sí ha crecido es el número de personas que necesitan algo, y muchos terminan trabajando por comisión, por ejemplo”, precisa.


53% de los desempleados privilegia la estabilidad

Distintos expertos coinciden en que la recolocación está siendo cada vez más compleja. “Hay más gente disponible y las posibilidades de insertarse rápidamente van disminuyendo por un tema de oferta y demanda. La ecuación es muy poco grata”, advierte López. Según el sondeo de PwC, de quienes no están empleados, el 46% lleva entre uno y seis meses buscando, y el 23%, entre seis y 12 meses (ver infografía).


José Fernández subraya que la edad y el nivel jerárquico son factores que influyen en la extensión de los plazos. “A los menores de 45 años, pero que no están recién egresados, les tiende a costar menos. Asimismo, un gerente general o ejecutivo de primera línea puede tardar seis meses o más”, dice.


A juicio de Ramos, los períodos de búsqueda van a tender a extenderse, dado el bajo crecimiento de la economía. En esa misma línea, López destaca que las empresas están en procesos de reestructuración y mejora de la productividad, lo que muchas veces se traduce en más gente disponible en el mercado. Según la encuesta de PwC, de quienes fueron despedidos, el 29% fue por reducción de personal de su compañía y el 27%, por reestructuración de su área.


En ese contexto, Fernández indica que a quienes más les va a costar reemplearse será a aquellos que tuvieron alta rotación en los últimos años. “Para las organizaciones es importante que la gente que contratan sea sólida en su carrera, y que haya logrado posiciones ascendentes en una o dos buenas empresas”, dice.


Por el lado de los trabajadores, la estabilidad que puede ofrecer una compañía también es una de las características más valoradas al momento de elegir una posición, y es lo que más privilegia el 53% de quienes están desempleados.


El nivel de ingresos no es la primera prioridad para los que buscan reinsertarse. De los ocupados, el 34% estuvo sin trabajo el último año y la mitad de ellos aceptó una oferta económica bajo sus expectativas, mientras que el 40% bajó su posición. “Es una señal para el mercado muy potente, porque por muchas expectativas que tengan las personas, finalmente al decidirse por un puesto, hay que valorar la oportunidad de reinsertarse en el sistema”, indica López.


Benjamín Toselli, presidente ejecutivo de la consultora IT Hunter, advierte que la mayoría de los candidatos están dispuestos a reducir sus pretensiones de sueldo de forma muy temprana. “Yo recomiendo esperar, para ver si el mercado está dispuesto a pagar. Muchos tienden a bajar de inmediato, pues les da miedo perder tiempo”, cuenta.


Según el sondeo de PwC, en promedio, la caída de las remuneraciones es de 34% en las nuevas posiciones.


A juicio de Fernández, los profesionales debieran estar dispuestos a aceptar este tipo de rebajas. “Si la persona está acostumbrada a vivir con $4 millones y ahora le pagan $2 millones, su problema financiero a fin de mes ya no es de $4 millones, sino que de la mitad”, concluye.


Portales de búsqueda y redes de contacto entre las plataformas más requeridas:

Para reducir los tiempos de recolocación, Benjamín Toselli de IT Hunter recomienda acceder a redes y posicionarse en el ambiente. “La persona no puede permanecer esperando a que la llamen, debe gestionar la búsqueda”, destaca. Según la encuesta de PwC, el 94% de quienes están en ese proceso maneja portales de búsqueda, el 68% aprovecha sus redes de contacto, y el 59% usa redes sociales.


En términos de dedicación, el 63% destina más de una hora todos los días al proceso, el 13% lo hace en menos de una hora, mientras que otro 12% no tiene un plan de búsqueda definido.


Fuente: El Mercurio