El Gerente de Informática (CIO) de Hoy

El nuevo CIO debe ser un profesional que sepa escuchar a la gente, que trabaje en equipo, resuelva problemas, ejerza liderazgo y dé respuesta adecuada a las demandas que hacen los usuarios


La última década, incluida la pandemia del Coronavirus, ha sido un escenario propicio para observar importantes modificaciones al interior de las organizaciones, sobre todo por la penetración de tecnologías como Big Data, Cloud, IoT y AI, por mencionar algunas, y el avance del teletrabajo y la transformación digital.


En este contexto, uno de los cambios más emblemáticos de la que hemos sido testigos, se relaciona con la evolución del cargo de gerente de Informática, también conocido como CIO (Chief Information Officer).


Si antiguamente esa posición estaba reservada para personas con un perfil marcadamente técnico, hoy son otros los elementos que influyen en la elección del mejor candidato.

Los actuales CIOs no necesariamente deben ser profesionales con formación en Informática, pues lo esencial radica en que entiendan que la tecnología debe estar al servicio de los negocios y tengan la capacidad de formar equipos con ejecutivos técnicos de alto nivel. Además, tienen que dominar fluidamente el inglés y saber de administración, por lo que contar con un MBA o postgrado en esa área es de gran ayuda.


Y es que la época en que los hombres de TI usaban delantales blancos, trabajaban aislados del resto de la organización y eran dueños absolutos de la verdad, se ha terminado.


Hoy, por el contrario, la tecnología está al alcance de todas las personas, directa o indirectamente. Por lo general, cada individuo en una organización dispone de Internet y de un PC o notebook para trabajar en red o desde la Nube. Está tendencia también se ha ido expandiendo a los hogares, muchos de los cuáles cuentan con más de un computador y están “iluminados”, haciendo realidad el Home Office. Si en su tiempo, el disponer con una calculadora era símbolo de vanguardia, en la actualidad están los smartphones, tablets y laptops, por dar algunos ejemplos.


En otras palabras, estamos frente a personas mucho más imbuidas en lo tecnológico, lo que se traduce en un mayor “empoderamiento” de ellas. A diferencia de lo que sucedía antes, cuando el mundo TI era algo casi Tabú y lejano, los individuos de este siglo no sólo se atreven a opinar con conocimiento de causa, sino que también a exigir más en ese ámbito.


Por ende, el nuevo CIO no sólo debe ser dueño de competencias duras, sino que, de la misma manera, mostrar dominio de habilidades blandas. Debe ser un profesional que sepa escuchar a la gente, que trabaje en equipo, resuelva problemas, ejerza liderazgo y dé respuesta adecuada a las demandas que hacen los usuarios. A la vez, tiene que entender de negocios y saber cómo las TICs pueden contribuir a mejorar los procesos de su organización, fomentar economías de escala y generar ahorros, transformándose así en un verdadero aliado estratégico del gerente general de la compañía. Cabe preguntar ¿En el mediano a largo plazo, qué nuevos retos deberán enfrentar los CIOs actuales?


Fuente: https://revistaempresarial.com/tecnologia/el-gerente-de-informatica-cio-de-hoy/