“La discusión no se agota ahí”, dijo a La Tercera, el presidente de AFP Capital, Juan Carlos Jobet, luego de que se le preguntara por una eventual salida del gerente general de la empresa, Eduardo Vildósola (en la foto).

Y es que la administradora salió a dar explicaciones luego de que se masificara un video de una celebración corporativa en el Caribe, la cual tuvo un costo aproximado de $80 millones.

Tras la viralización del hecho, head hunters coinciden en lo delicado de la situación de la plana ejecutiva.

“En todas las compañías del mundo y de diferentes industrias existen mecanismos de incentivos y premiaciones para los ejecutivos y fuerzas de venta principalmente. Sin embargo es obvio que todos estos mecanismos tienen que darse en los contextos particulares de cada industria”, comenta Nicolás Mora de Equation Partners. Añade que en este caso, “las Administradoras de fondos de pensión por lógica deberían dar una señal de austeridad”.

Una visión similar tiene el presidente de IT-Hunter, Benjamín Toselli, quien apunta a que la situación es compleja para los ejecutivos, “más que nada por el delicado momento y el cuestionamiento que tienen las AFP en este momento y que además genera una mala imagen para los trabajadores y afiliados”.

En la misma línea, Sergio Motles de Summit Consulting, sostiene que la celebración “es demasiado glamorosa para el perfil de un ejecutivo de AFP”.

Fuente: La Segunda