Las soluciones basadas en IA y Machine Learning dejaron de ser algo de ciencia ficción en Chile, y prácticamente todas las industrias -con ciertos matices- ya están “preguntando”, estudiando o invirtiendo en este tipo de aplicaciones. A nivel local ya hay una nutrida oferta de empresas para acompañar en este camino. Pero -coinciden los expertos- en que no hay que esperar mucho tiempo.

Según el último estudio de Accenture Technology Vision, el 89% de los directivos chilenos cree que en los próximos dos años la IA trabajará junto a los humanos como colaborador, asistente o asesor de confianza, pero sólo un 39% de los empleados locales dice tener una comprensión plena de cómo su empresa utiliza la IA.

Como sea, el principal avance de esta tendencia en el país está sucediendo en las áreas de minería, retail y banca. La primera industria es la más importante para nuestra economía y las otras dos, poseen un alto nivel de desarrollo en el contexto latinoamericano.

“El principal foco es la digitalización de servicios, con el fin de entregar experiencias hiper personalizadas a los clientes. En ese sentido, la banca es actualmente la industria más digitalizada, mientras que en el retail, observamos la automatización de procesos y el desarrollo de chatbots, entre otros aspectos”, comenta Miguel Pochat, managing director de Retail y Consumo Masivo de Accenture Chile.

Específicamente en el área de la minería, el ejecutivo agrega: “Esta el uso de vehículos autónomos, los cuales se manejan mediante sistemas automáticos que controlan sus movimientos y decisiones, sin exponer a los trabajadores a los riesgos propios de esta actividad”, dice Pochat.

Para hacerse una idea, según datos de Navigo Mining, cuando se aplican soluciones de IA, las pérdidas de mineral en faena se reducen entre un 3% y 4%.
La carrera de los bancos

Durante el 13° Congreso Nacional de Crédito que se realizó ayer en CentroParque, el gerente general de AIS Group en Chile, Leandro Fernández, fue categórico: “Actualmente los modelos predictivos que utiliza la industria financiera pueden dar un salto trascendental al utilizar técnicas de Machine Learning”.

Y con resultados de un estudio reciente en mano, indicó que al incluir IA en este sector, el nivel de acierto en los modelos predictivos mejora entre un 25% y un 50% al usar algoritmos de Machine Learning, frente a las técnicas tradicionales de regresión logística.

Estos resultados quedan reflejados en el Índice Gini (la medida de exactitud más utilizada en este campo). “Se puede pasar de Ginis de 50% a situarse en rangos superiores al 80%, lo que es un porcentaje de acierto altísimo”, asegura Fernández.

En Fundación País Digital tienen una idea similar

Según su gerente general, Juan Luis Núñez, “proyectamos que el sector de servicios financieros se verá beneficiado con la incorporación de la IA en su gestión, tomando en cuenta que es un área que maneja gran cantidad de información sensible e importante para sus clientes”.

Según la empresa Cognitiva, “en Chile, la Inteligencia Artificial tiene el potencial de desarrollar las áreas de captación de demanda enfocado a áreas comerciales y de ventas en las industrias de banca, telecomunicaciones y retail; así como soluciones de compliance y AML (fraude) orientadas a Servicios Financieros y Legales, entre otras”, comenta Aldo Marzolo, gerente general Cognitiva Chile.

Incluso, un estudio reciente elaborado por Bain & Company y Research Now sobre el impacto de Amazon (uno de los símbolos en el uso de IA) en el rubro bancario, mostró que entre los encuestados de Amazon Prime, el 65% estaría dispuesto a probar una cuenta bancaria en línea gratuita ofrecida por la compañía fundada en Seattle.

Y de los clientes que no son parte de Amazon Prime, el 37% lo haría. El tema no es menor, si es que Amazon logra una mayor presencia en nuestro país. Justamente, el estudio se refiere a las transformaciones que deberán hacer la banca en IA y otras tecnologías para no morder el polvo de la gigante de internet.

Retail y la amenaza online

El VII Estudio Público de Sueldos TIC en Chile elaborado por la consultora IT Hunter, indicó que los sectores en donde se concentra la mayor demanda de talentos TI en Chile son banca y retail. Esta última industria es una de las que más ha invertido en tecnología en los últimos años.

“La transformación digital obliga a las instituciones y empresas a cambios significativos para afrontar las amenazas que vienen del exterior, principalmente el sector más amenazado es el retail”, concluye el estudio. Con la IA debería comenzar a pasar lo mismo. Especialmente con la nube de Alibaba y Amazon en el horizonte.

Desde el gobierno, Andrés Bustamante, jefe de la División de Gobierno Digital del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, también concuerda que esta industria tiene una gran oportunidad.

“Una de las primeras áreas de desarrollo de IA, claramente, va a ser el retail, porque no debemos olvidar que la IA depende de la cantidad de datos que existen, de manera que mientras más datos hay, más posibilidades tenemos de entrenarla y de que pueda aprender”, dice Bustamante, y agrega: “En ese sentido, la cantidad de información que existe en el retail va a permitir integrar formas de comportamiento de los consumidores para hacer predicciones sobre los tipos de productos que las personas van a querer, realizar ofertas personalizadas, aprovechar las aplicaciones móviles que tienen geolocalización para mejorar el comercio electrónico y definir políticas de precio diferenciadas por grupo socioeconómico, lugares, etc.”

Una ayuda en las políticas públicas

No sólo el sector privado está preocupado en Chile de la IA. Desde la División de Gobierno Digital (Segpres), ya están viendo y aplicando sus ventajas. Según el jefe de esta entidad, Andrés Bustamante, un área que están fomentando es la relacionada con el diseño, evaluación y análisis de políticas públicas. “Si tenemos una gran cantidad de datos y utilizamos IA, podemos mejorar las estimaciones y el diseño de las políticas públicas en términos de focalización de la población y tipo de beneficio, entre otras cosas, para poder generar más impacto en un grupo específico”, dice Bustamante.

También la IA tendrá un gran impacto en las áreas de fiscalización.

Un ejemplo es en la Dirección del Trabajo, donde se puede optimizar a los fiscalizadores, focalizando su trabajo en aquellas empresas que tengan más propensión a no cumplir con ciertas normativas, en base a análisis de comportamientos anteriores. Lo mismo sucede con los impuestos, donde la IA permitiría hacer análisis y detección temprana de fraudes.

En el caso de la salud, actualmente hay varios proyectos chilenos desarrollados por startups, algunos apoyados por el gobierno, que permiten por ejemplo hacer diagnósticos y análisis de enfermedades utilizando información remota de los propios pacientes, “lo que permitiría predecir potenciales crisis o hacer análisis que antes requerían de un montón de especialistas. Hoy muchos de esos diagnósticos se pueden automatizar utilizando la IA”, comenta Bustamante.

Fuente:

PULSO