Ranking de las carreras donde más cuesta encontrar pega


Tras egresar de la universidad, para muchos artistas la búsqueda de empleo es una tarea titánica “Los pintores y escultores que logran triunfar obtienen altos ingresos, pero representan menos del 5% del total”, ilustra experto en reclutamiento.


Poca salida laboral

¿Por qué a los titulados de ciertas carreras les cuesta tanto encontrar pega? Karina Pérez, directora de la consultora de recursos humanos Robert Half Chile, es enfática: la baja empleabilidad responde a la falta de desarrollo y la escasa inversión económica en ciertas áreas.


En muchos casos, las condiciones económicas del país, los ciclos productivos y las tendencias internacionales determinan que en algunas profesiones las oportunidades laborales sean escuálidas. Y esa lógica, por más empeño que uno le ponga, no va a cambiar de un momento a otro.


“Lamentablemente, el mercado laboral no valora igual a todas las carreras. En función de la demanda, ciertos conocimientos y habilidades son más requeridos; por ello generan más oportunidades y mejores remuneraciones. Se requiere más inversión en áreas académicas, de investigación o en el ámbito artístico y cultural para que muchas de estas profesiones tengan un mejor campo de trabajo”, argumenta Karina Pérez.


Las frías cifras

De acuerdo a las estadísticas oficiales del sitio Mifuturo.cl del Mineduc, varias de las carreras universitarias con peor empleabilidad en Chile corresponden al área artística (ver tabla). A muchos actores, licenciados en arte, cineastas, diseñadores de vestuario, bailarines o músicos les cuesta un mundo encontrar pega estable luego de titularse.


Para entender estas cifras, una empleabilidad del 70% para arriba se considera “aceptable”. De ahí para abajo, abundan los casos de profesionales que tras pasar meses o incluso años buscando trabajo simplemente se ven forzados a dedicarse a otra cosa.

Quizás el caso más dramático sea el de los titulados de Teatro: según Mifuturo, apenas 4 de cada 10 egresados de esta carrera registran ingresos regulares ante el Servicio de Impuestos Internos pasado un año de recibir su diploma. Y ojo: nada garantiza que esa plata la hayan ganado dedicándose a asuntos relacionados a su profesión.


Oferta y demanda

Benjamín Toselli, presidente ejecutivo de la reclutadora IT Hunter, recalca que la alta o baja empleabilidad de una carrera obedece a la lógica del libre mercado; es decir, a la oferta y demanda que existe sobre una profesión.


“Las carreras vinculadas a las tecnologías están presentes en todas las áreas de la economía y, por ende, cuentan con un alto nivel de empleabilidad. Pero hay otras que no corren la misma suerte; por ejemplo, las ligadas con el arte. Acá sucede algo similar a lo que ocurre con los deportes: sólo un pequeño porcentaje logra éxito y una gran notoriedad. Los pintores y escultores que logran triunfar obtienen altos ingresos, pero representan menos del 5% del total”, precisa.


Acá el mercado puede ser cruel. “Una carrera muy poco demandada llevará a que las personas pierdan el interés de estudiarla y, en el caso de los centros de educación, a que la impartan. Es decir, será el propio mercado el que regule este desequilibrio”, advierte Toselli, y añade otro factor: la obsesión de muchos jóvenes -y sus padres- por seguir como sea una carrera universitaria, “siendo que hay muchas carreras técnicas e incluso oficios donde falta gente y se paga muy bien”, recalca, 42% de los egresados de Teatro reciben ingresos regulares pasado 1 año de su titulación: es la carrera con peor empleabilidad del sistema universitario.


Cómo distinguirse

Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com, dice que al elegir carrera uno debe sopesar sus habilidades, la vocación y también las proyecciones de empleo a futuro. “Hay que elegir muy bien la universidad, que ojalá sea reconocida y prestigiosa. Y a eso, ir sumándole factores de diferenciación con respecto a sus pares”. ¿Por ejemplo? Cursos de especialización, idiomas y experiencia laboral, “sea prácticas profesionales, trabajos de verano, part time o voluntariado”, detalla.


Elegir bien

Para la División de Educación Superior (Divesup), del Mineduc, la empleabilidad no puede ser el único elemento que los jóvenes consideren al decidir su futuro académico. La vocación, recalca el organismo, es un factor determinante al elegir carrera, aunque su proyección laboral sea compleja.


Puedes conocer el detalle de la empleabilidad de cada carrera en:

http://www.mifuturo.cl/index.php/futuro-laboral/buscador-por-carrera-d-institucion


Fuente:

LUN